Mi “no” parto un mes después

Buenas!! Después de un mes y pico desconectada a ratos de estos mundos  creo que ya ando preparada para contaros mi experiencia, y unas cuantas cosas más que me apetece contaros!!

Pues al final fui trimadre el día 27 de Diciembre y maridito no pudo beneficiarse del mes de baja paternal que ahora dan, pero que queréis que os diga…tenía tantas ganas de que saliera que el mes de baja me daba absolutamente igual!

Estas Navidad la pasamos aquí solos, no nos arriesgamos a ir al pueblo porque preferiamos estar “ubicados” y que los niños no estuvieran al retrotero por ahí. El mismo día 25 estuve con contraciones toda la tarde, pero cuando llegue a la cama se esfumaron. Esa noche preparé una mochila para llevar a los “abuelos” de aquí donde vivimos(son una familia que nos ha acogido de tal manera que dicen que son sus nietos), tenía un presentimiento de que el momento ya estaba cerca…

Al día siguiente las contracciones empezaron también por la tarde,y eran más dolorosas y seguidas, solo que esta vez cuando me fui a la cama continuaron, y decidí mirar cada cuánto tiempo las tenía, eran cada cinco minutos, así que alerte a maridito, más que nada porque primero teníamos que dejar a los niños a buen recaudo, y los “abuelos” curran de sol a sol, y ya nos tienen dicho que por las noches no duermen, sino que mueren, así que era algo que nos preocupaba, porque si nos pasaba a altas horas de la madrugada y no se enteraban del teléfono? Maridito se fue a llevarlos y yo me quedé en casa duchándome y ultimando la mochila del hospital.

Cuando llegamos al hospital yo pensaba (ilusa de mi) que estaría dilatada de al menos 4 cm, cuando y aquí llega mi primera sorpresa, estaba de 2. Me pusieron monitores, y me explicaron que estando de tan poquito lo más probable es que me mandaran de nuevo a casa. En el rato en el que estuve en monitores dilate un cm más, y las contracciones eran cada dos minutos, por lo que me dijeron que mejor no me mandaban a casa, sino que me quedara andando por el hospital si quería. Que volviera cuando fueran más dolorosas las contraciones, que tenemos un sexto sentido para saber cuándo es el momento de pasar de nuevo a que nos miren. Pues ahí estuve yo, junto con maridito haciéndonos kilómetros a los pasillos del hospital durante hora y media, cuando comenzaron a dolerme en exceso decidimos pasar y me pasaron directamente a paritorio, donde estuve con contracciones durante otras tres-cuatro horas hasta que pedí la epidural porque no aguantaba más, y cuando me hicieron el siguiente tacto….ta-ta-ta-chaaaaan!! Estaba dilatada de…4 cm!

¿Perdona? Hora y media andando y unas seis horas, en total, de dolores chungos y he dilatado…¿1 cm? En fin, que me vine abajo, comencé a llorar, sentía una enorme frustación, no sirvo para parir, ni para dilatar…sólo oía eso en mi cabeza. He de decir que las matronas que me tocaron fueron auténticas profesionales que me apoyaron en todo momento, fueron muy atentas y dulces, comprensivas, un amor de chicas, vaya!

Al ponerme la epidural, ya la cagué del todo, porque paré el parto, cosa que me esperaba, porque ya con mi príncipe me paso lo mismo. Me rompieron la bolsa para acelerar el proceso, y a partir de ahí, todo empezó a transcurrir muy rápido.

Se avecinaba el cambio de turno, las matronas se quedaron allí conmigo en todo momento, comenzó a venir demasiada gente por la habitación. Ellas en todo momento me decían que todo estaba bien, porque yo sabía que algo no estaba funcionando como debía. Me decían, mira le estoy tocando la cabeza, y le gusta, reacciona muy bien cuando se lo hacemos y eso es muy buena señal. Eso para cualquiera te deja claro que hay algo que no esta correcto…

Me introdujeron suero en el útero para ayudar al bebé a moverse, porque al parecer llevaba el cordón en baandolera. Me desconectaron de monitores, porque lo conectaron directamente a él, y  en menos de lo que estáis leyendo este último párrafo, me lo estaban quitando todo, y gritando vámonos, cesárea, rápido, venga!!

Yo no di crédito, creo que aún no doy crédito. Había tenido dos partos vaginales, en preparación al parto se había hablado de cesárea, pero yo siempre desconectaba en esos momentos, eso no me iba a pasar a mí… Y mira tú por donde… Sí me puede pasar, es más, me pasó.

Me ha costado mucho asimilarlo, siento que me lo han “arrancado”. Se que fue por su bien, estaba perdiendo la frecuencia cardiaca, y no se la juegan, fueron unos profesionales, pero  no es algo que me esperara, ni que contara con ello, no se, ha pasado algo más de un mes y aún me cuesta asimilarlo. Se que pidéis pensar que vaya tontería, pero me ha costado muco asimilar un parto así, nose porque…las hormonas….bla ba…jej

Desperté en reanimación sola (me durmieron entera), sin entender muy bien que había pasado, así  que continué llorando. Ya os he dicho más de una vez que soy muy llorona, si a eso le sumas mis hormonas en ese momento… Pues un alma caritativa, un angelito que había por reanimación pasó para ver que tal estaba, y al verme llorar, me preguntó que porqué había acabado en cesárea, y ni le pude contestar, porque ni lo sabía, ni lo recordaba, me preguntó si había visto a mi bebé, o si sabía algo de él, y claro, la respuesta era negativa. Ella se encargó de hablar con planta para confirmarme que estaba todo ok, y al verme que no paraba de llorar, decidió hacer lo posible por subirme a mi bebé y a maridito para verlos. Que mar de lágrimas!

Maridito, muy tierno él, lo primero que me dijo nada más verme es: Mamma mía nena, que feo nos ha salido este, tiene pelo de cejas a nuca, y una cacho napia (nariz)… Así que sólo consiguió hacerme llorar aún más, nose si de la risa o qué! Y aquí teneís a mi preciosura, por que no es bonito, es precioso, lo más precioso que jamás vuelva a tener en mis brazos!

img_20161227_190400

Aquí tenéis mi parto, en estos días os iré contando la adaptación, y alguna receta, y cosas varias que tengo en mente!!

Espero ir cogiendo ritmo de nuevo con el blog, porque es un quiero y no puedo!!

Feliz semana!

Besotes

8 comentarios en “Mi “no” parto un mes después

  1. tumpitula dijo:

    cómo te entiendo! en cierto modo me he sentido reflejada. En mi caso era una probabilidad ya que era gemelar, pero estaban colocados y contaba que no fuera así. Algo se queda en tu cabeza que hace que lo protejas más. Al menos yo lo siento así. Nadie me decía si estaba bien o dónde estaba. Lo recuerdo todo como un sueño. Muchos besos y enhorabuena por esa preciosidad

    Le gusta a 1 persona

  2. sradiaz dijo:

    Una cesárea de emergencia es algo que nunca te esperas, pero si la frecuencia cardiaca baja… ufff. A mi también me durmieron entera pero me desperté tan tranquila como si la cosa no fuese conmigo. Yo creo que se pasaron de anestesia o de lo que sea que me pusieron.

    Le gusta a 1 persona

  3. En la piel de mamá dijo:

    Lo importante al final es que estéis los dos bien, y aunque te esté costando asimilarlo supongo que llegará un momento en el que ya no te producirá tanta pena 😉 a eso nos exponemos todas, y está claro que sí peligra el bebé hay que actuar rápido. Es un bebé precioso!! Deseando ya que nos cuentes qué tal la adaptación con los otros chiquis, un abrazo guapa! Y mucho ánimo 💪🏼💪🏼

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s