Lactancia en ¿tándem?

Hoy vengo para escribir sobre sentimientos, sobre mis sentimientos.

Nose muy bien ponerle nombre a lo que siento, la verdad, así que os cuento!

Sigo dando pecho al rubio y a babyOliver, of course. El rubio al principio demandó más, pero ya hemos vuelto a sólo querer teta para dormir, aunque hay un pero… Esta obsesionado con ellas. Obsesión porque quiere tocarlas a todas horas. Ya sea con la mano, la pierna, el pie… E intento hasta tomármelo con humor, pero hay en determinados momentos que no puedo, que no tengo fuerzas, ni ganas…

Es más, es que para él no son sólo tetas que le dan alimento, yo creo que son algo más, una especie de “tesoro”. De echo les ha puesto nombre, el suyo. Y después de  chupar un ratito antes de dormir les da un beso a cada una y luego acerca la cabecita durante unos segundos al calorcito de ellas. Esto no lo llevo mal, pero el que me las esté “sobando” en cada momento que tiene oportunidad me resulta abrumador.

Digo tesoro, porque no se como denominarlo. Un día antes de dormir y bromeando con él, maridito dijo que las tetitas eran suyas, y les dio un beso. Madre del amor hermoso!!! No sabéis la que pudo liar, la mirada de odio que dirigió a su padre sumado al llanto desconsolado con el que tuvimos que lidiar. Claro que fue culpa nuestra, porque quizás no deberíamos de haber bromeado con eso, pero quién nos iba a decir que estábamos jugando con fuego!

Esta mañana mientras le cambiaba el pañal para ir a la Ludoteca me las he empezado a tocar con los pies. Le he dicho que no me gustaba, así que me ha dicho cada parte de su cuerpo preguntándome si podía. Y no he podido no reírme porque me ha preguntado hasta por los ojos.

Luego yo se que tengo parte de culpa, pues (ojo al dato el soborno que le hago) quiero empezar la semana que viene a quitarle el pañal, y ya de vez en cuando lo siento para hacer pis en el baño. Lo controla bastante bien, pero es más cómodo hacérselo encima, pues así no pierdes juego. Total que de vez en cuando le digo venga vamos a  hacer pis, y si haces pis en el baño te dejo tocarme un rato las tetas. ¿Hola? Se que ess el peor soborno que le puedo hacer, pero se que así no va a fallar. También se que si no me gusta que me toque las tetillas, no debería decirle algo así, pero no somos perfectos, y cometemos errores por todos lados, aquí uno muy claro y evidente.

Así que no, no estoy disfrutando mucho de la experiencia de dar lactancia en tándem. Y no porque no me guste darles pecho, o porque no me guste darles a la vez, de echo tengo unas fotos preciosas  que nos hizo maridito un día sin avisar, y me parecen increíbles. Pero el tema “sobeteo” me hace considerarme una mujer objeto total y me impide disfrutar de los momento tan mágicos que podría estar viviendo.

No se si tengo que poner algo más de mi parte, no se si el problema es mío o es de mi cabeza, y tampoco se que nombre ponerle a este “problemilla”. Sólo espero que en unos días, meses quizás, todo haya mejorado.

Escribí esta entrada hace unas semanas, pues ya le he quitado el pañal (y nos va genial, por cierto) y parece que no tiene tanta obsesión por la tetas, así que respiro algo más tranquila mientras escribo este último párrafo!

9 comentarios en “Lactancia en ¿tándem?

  1. unapajaritaparanico dijo:

    Pues yo viví eso con mis sobrinas. Ambas acabaron en modo acoso a su madre buscando teta, y a día de hoy la de 5 años aun le gusta tocarlas todo el día y sobarlas de forma enfermiza… Yo no dí peque a Nico, no tenía leche suficiente asi que la experiencia fue corta, así que no te puedo ayudar demasiado, pero como todo me imagino que serán etapas…. Animo, que también necesitas descansar porque con tanto niño no se ni como das hecho todo!! Muacckkk

    Le gusta a 1 persona

  2. 30 y... y mamá dijo:

    Creo que aunque confieses que no estás disfrutando mucho de ello, eres una absoluta campeona por hacerlo. Yo cuando estaba embarazada de Manzanita tenía claro lo de la lactancia en tándem, de hecho me informe en charlas de la liga de la leche para hacerlo lo mejor posible etcétera. Pero en pleno agosto, a 3 meses de la llegada de la frutita me entró el pánico escénico y me vi incapaz de poder hacerlo. Entonces tuve que dejar de inmediato la lactancia con Melocotón, pues lo que sí te dicen que no puedes darle justo hasta que llegue y luego darle al bebé y dejar al mayor mirando. Luego para evitar eso tuve que dejarlo justo ahí, en vacaciones. Pienso que las que lo hacéis sois unas auténticas valientes 😉

    Le gusta a 2 personas

  3. mamaypapa365 dijo:

    Yo mucho tampoco te puedo ayudar, mi bebé tiene casi 8 meses y todavía no se expresa tanto. Pero he observado a mi alrededor que los hijos de mis amigas también soban las tetas de sus mamás, sobre todo mientras maman. También supongo que son etapas. Yo estoy llena de arañazos (las uñas le crecen taaaaan rápido…).
    Síguenos contando, me interesa saber como se soluciona el tema!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s